LRP Twister S10 kit, ¡ya montado!

Si, lo se, no era lo que había pactado conmigo mismo… ¡pero mi LRP Twister ya está rodando!. Y no hoy, sino desde hace ya unos cuantos días… pero es que la ansia pudo conmigo.

Tras el último artículo donde os comentaba el proceso de montaje, tan solo un par de días después ensamblé todos los componentes en el coche y, con él en mano y con batería cargada, me fui directo a por lo que me faltaba:

  • Emisora + receptor ABSIMA CR2S.V2. Era el modelo más sencillo que había en tienda, pero creo que de momento voy bien servido. Nada digital, todo analógico, pero bien equipada para iniciación.
  • Salva-lipos con alarma y luz. Tras haber leído mucho sobre las baterías LiPo y sus cuidados, creo que es algo imprescindible para evitar cargarse la batería en 2 días. Para los notavos como yo, su función consiste en que cuando la batería cae a 3.4V por celda, pita para que detengas el coche y evitar que la carga esté por debajo de los 3.0V y, con ello, los daños que se le puedan producir.

Con todo ello, en la misma tienda conectamos el receptor al servo y variador, la batería al variador, encendimos interruptores… ¡y funcionó!. Y si, lo pongo con admiraciones porque no soy una persona nada manitas, y tenía serias dudas de que fuera capaz de montar un coche así y hacerlo funcionar. Así que tras rodarlo un poco por la tienda y recibir los últimos consejos, de vuelta a casa con todos los trastos.

LRP Twister S10 ya montado 01
Salva-lipos en funcionamiento

Probando el LRP Twister S10 kit

Desde entonces, no he podido rodar mucho con él, y la totalidad de las veces ha sido en asfalto, nada de tierra de momento, pero el coche tira…. y mucho. La primera prueba fue en mi garaje, nada más llegar de la tienda, y como os podéis imaginar el coche es casi incontrolable en un suelo así, por lo que llevarlo recto a una velocidad media era ya tarea complicada. En cambio, el otro día decidí llevármelo al trabajo (estamos en un polígono) y a la salida aproveché para rodarlo por una de sus anchas calles, ¡y eso ya era otra cosa!. Impone apretar el gatillo de la emisora a fondo, es brutal el cambio de velocidad que hace el coche a partir de los 3/4 de recorrido de gatillo, pero ya tenía ganas de volver a sentir esa sensación. Desde entonces, lo he rodado un par de días por la urbanización, y poco a poco voy mejorando en control de giro y velocidad, aunque cada vez tengo más ganas de meterlo en una pista y empezar a ver como se comporta en su ‘territorio natural’. Según Jose de Craftmodel, el coche debe rondar los 80 Km/h de velocidad punta, cosa que espero poder probar, grabar y contaros muy pronto.

Como rectificación a un comentario hecho en el artículo donde os contaba el proceso de pintado, decir que finalmente si le he hecho el agujero a la carrocería para sacar la antena, la cual es bastante inferior en longitud a las antiguas, pero es algo necesario ya que si se deja por el interior del coche se pierde la señal en cuanto el coche se aleja unas pocas decenas de metros.

LRP Twister S10 ya montado 02
Variador XRACE120 conectado

Pérdida de silicona en el diferencial

No se si lo comenté en algún artículo anterior, pero el día que monté el diferencial del LRP Twister algo me decía que no estaba del todo bien. Montar las piezas de plástico del coche no es una tarea compleja, pero al entrar en temas de mecánica la cosa se me complicó un poco más… y mi presentimiento se cumplió.

Tras rodarlo durante unos 20 minutos, al ir a limpiarlo detecté que el lado derecho de la caja que contiene el diferencial tenía una buena cantidad de silicona. Tras limpiarla (sin desmontar nada), volví a rodar unos minutos y enseguida apareció de nuevo la silicona en la misma zona, así que ayer mismo me puse manos a la obra y desmonté por completo la parte trasera y el diferencial.

En el interior de la caja quedaba menos de la mitad de la cantidad que en su día le puse. Además, la caja que integra el diferencial y algunos componentes estaban repletos de silicona, la cual se estaba perdiendo por uno de los extremos (no uso palabras técnicas porque no me las se…), así que limpié bien la silicona de todos los engranajes y volví a repetir el proceso. Sinceramente, los pasos fueron tal cual la anterior vez, pero esta vez, una vez atornillada la caja del diferencial, se notaba que todo ‘encajaba’ mejor. De hecho, días atrás notaba como la rueda trasera izquierda oscilaba en exceso, cosa que ha dejado de ocurrir ahora.

Ahora solo me falta echarlo a rodar de nuevo en condiciones (aunque anoche no pude resistirme a bajar un rato al garaje y ver que no perdía silicona de momento) y ver que todo está en condiciones.

LRP Twister S10 ya montado 03
Motor GENS ACE listo para rodar

Por cierto, mi LRP ya tiene nombre. En honor a mi sobrina, os presento a SHARA :)

LRP Twister S10 kit, ¡ya montado!
5 4 votos

Dedico muchas horas de mi día a día al marketing online, pero aquí también os hablaré de mis hobbies, tecnología y todo aquello que forma parte de mi día a día (y que merece la pena compartir).

¿Algún comentario? :)